Consejos para escoger la caja fuerte perfecta

Cuando vamos a comprar una caja fuerte, siempre tenemos que tener en mente el uso que les vamos a dar. Pensemos en los documentos que van a estar adentro, que no tengas la necesidad de doblarlos, en las joyas que tendremos dentro, entre otras cosas.

Tenemos que visualizarnos usándola todos los días, tal y como un nuevo teléfono móvil. Qué tan cómoda se siente y qué tan fácil de usar es. Pero a la hora de escoger una, si no tenemos ayuda de un cerrajero, el cual es un experto profesional que nos puede dar consejos al respecto, entonces tomemos en consideración lo siguiente.

  • Peso

En este caso hablamos del conjunto en general. Sabemos que una caja fuerte está hecha de acero y revestida también por su interior. Existen varios tamaños, ya sean ultra pequeños, o muy grandes. En cuanto al peso, lo que podemos decir es que este debe de ser de 100 KG en promedio.

Un peso como este puede aguantar ataques físicos así como también asaltos a las cerraduras. Y además de esto le quita la movilidad y evita que se la lleven como botín.

  • Tamaño

Siempre es mejor tener una caja de seguridad grande a una pequeña. Si, pensamos que es cómodo tener una pequeña en nuestro closet, pero estamos equivocados. Los ladrones saben perfectamente qué rincones revisar. Con esto simplemente la toman y se la llevan como botín para luego abrirla de una forma más cómoda. A diferencia de esto, con una de gran tamaño es casi imposible llevársela además de que resiste muchísimo más.

  • Tipo de cierre

El tipo de apertura que estas tienen dependerá del modelo que escojamos. Generalmente las mejores cajas fuertes son aquellas que tienen una combinación de cierres mecánicos certificados junto con uno electrónico certificado. Es decir, para el método de apertura, estas se abren utilizando un código numérico junto con una llave mecánica para poder desbloquear todo el conjunto.

Es mejor utilizar cierres de 6 dígitos, además de tener un usuario maestro y un bloqueo de 5 minutos anti manipulación.

  • Certificación

Cada una de las diversas cajas fuertes presenta una certificación. Esta, corresponde a los parámetros que esta cumple en cuanto a protección contra ataques externos y contra ataques forzosos en cuanto a lo que es el cierre. Debemos de pedir a la hora de que vayamos a comprar una, que esta tenga una placa de certificación (estas tiene que tener un nivel S1 mínimo o S2 máximo).

  • Precio

El precio también hay que tomar en cuenta. Si tenemos una caja fuerte pequeña, pero que esta tenga un precio similar a una grande, entonces es una pérdida de dinero ya que estas no ofrecen tanta seguridad como un modelo grande.

Al final de todo, es cuestión de las necesidades que tengamos y del presupuesto con el que contemos. Generalmente podemos adquirir cualquier tipo de cajas fuertes en una cerrajería, y en esta también podemos pedir las especificaciones que tienen, además de que nos aconsejen.

 

error: Content is protected !!